Maintenance Notice: Marketing Materials will be unavailable on April 10th, 2015 from 07:00 AM CDT til 10:00 AM CDT due to server maintenance.
Enabling today.
Inspiring tomorrow.

 La gestión de un equipo de eSports: el trabajo que supone preparar un equipo excelente

​​​​​​eSports se ha convertido en un fenómeno global reciente; con empresas como Philadelphia 76ers que compra la mayoría de las acciones de Team Dignitas y Apex, y los propietarios de la NBA tomando las acciones controlantes en Team Liquid. eSports ha pasado de habitaciones y garajes, a estadios con millones de espectadores a medida que en el resto del mundo crece el interés en el deporte.

AMD and Fnatic eSports Team​Pero, al igual que en los deportes convencionales, se necesita una mano firme y dedicada para guiar equipos competitivos a la victoria, sobre todo cuando el deporte es tan variado y la tecnología que se ofrece es tan amplia. Aunque la competencia sea menos física que en los deportes tradicionales, exige igualmente una increíble fuerza de voluntad, concentración y habilidad, con un hardware poderoso que acompañe. Como en cualquier deporte, se necesita de un gran director técnico para mantener al equipo en competencia y concentrado.

Finlay Stewart es uno de estos directores técnicos; maneja el equipo Fnatic de League of Legends (LoL), que constantemente se ha ubicado en los niveles más altos. Hablamos con Finlay sobre lo que se necesita para dirigir un equipo que se destaque en eSports y cómo hacer para mantenerse en carrera y ganar los partidos.

​Después de haber trabajado con Fnatic durante unos 18 meses, parte de ese tiempo en desarrollo comercial, sabe lo que necesita un equipo para funcionar bien. Finlay ha pasado un año dirigiendo directamente el equipo y está acostumbrado a atender las necesidades individuales de los jugadores para que desarrollen sus habilidades y practiquen su juego de equipo. A pesar de que sea un trabajo duro, Finlay encuentra grandes recompensas en su trabajo:​

​“sin duda, al ver que el esfuerzo realizado se traduce en éxitos en las competiciones. Aunque mi papel del año pasado no repercutió tanto en el equipo en términos de rendimiento, uno siempre se siente bien cuando lo da todo por el equipo y a ellos les va bien. Además de eso, cuando los jugadores expresan su agradecimiento uno tiene siempre una sensación muy agradable. La mayor parte de las cosas que hago están en un segundo plano pero, al final, todo suma.? No todo el mundo lo ve, pero cuando lo hacen siempre es gratificante".

Sin embargo, en eSports de alto nivel no siempre se navega en aguas tranquilas. Como es de esperar en cualquier empresa, hay que hacer frente a muchas dificultades para llevar al equipo a un buen desempeño, especialmente porque la función supone responsabilidades de todo tipo. Al principio, en su nuevo papel como entrenador, Finlay tuvo que enfrentar y superar obstáculos no previstos:

​"Las funciones actuales de un director técnico de LCS (League of Legends Championship Series) son muy amplias. Algunos directores técnicos no se involucran demasiado y otros están completamente al frente del equipo. Al llegar a la separación del 2016, yo era el chico nuevo. Básicamente sólo hacía lo que me decían. Sin embargo, cuando Deilor [anterior entrenador de Fnatic en League of Legends] se retiró, eso cambió. Entonces pasé a ser el integrante más antiguo del equipo y tuve que ofrecerme. Al comienzo del año que viene, estaré más afianzado y me encargaré de que todo funcione correctamente desde el inicio. He aprendido mucho este año y no permitiré que se repita ninguna de las situaciones desafortunadas que nos sucedieron el año pasado.

Esencialmente, este es el aspecto más difícil para un entrenador de eSports. Asegurarse de que todas las relaciones dentro del equipo estén controladas, así como los tiempos de los jugadores. Práctica efectiva, disciplina, apariciones con los patrocinadores, entrevistas. El manejo eficaz del tiempo es esencial para un buen funcionamiento".

Mientras Finlay les va encontrando la vuelta a los jugadores claves de su equipo y continúa ajustándose a su papel, también está el tema de la logística; es decir, que su equipo tenga las herramientas necesarias para desempeñarse al máximo de sus capacidades.

​Hablando en un principio sobre lo que busca en relación a los componentes de PC y los periféricos de su equipo, Finlay describió la necesidad de que sus jugadores jueguen en LoL a 144 FPS y de que tengan la confiabilidad y durabilidad necesaria para soportar sesiones extensas.

​Cuando se le pregunta sobre su preferencia por las piezas de AMD para las PC de su equipo, describe la relación precio/rendimiento que ofrece AMD de la siguiente manera:

​“Me parece que AMD produce CPU y GPU que son accesibles, al tiempo que nos permiten alcanzar el rendimiento que necesitamos. AMD ofrece GPU con un excelente costo-beneficio para juegos no tan demandantes como League of Legends pero, si nuestros jugadores tuvieran que transmitir sus partidas, se requeriría un nivel de rendimiento diferente y AMD tiene excelentes productos para esto también".

También nos dio un recorrido completo por las configuraciones de sus jugadores:​

    • CPU AMD FX™ 8370
    • GPU MSI Radeon™ R9 390X
    • 2 memorias de 8 GB DDR-1866
    • SSD de 250 GB
    • Teclado de Fnatic Gear Rush
    • Mouse y alfombrilla de neón para el mouse de Fnatic Gear Flick
    • ZOWIE Benq 144hz

Finlay dice que esta configuración funciona muy bien y permite que el jugador Rekkles transmita y domine las clasificatorias solo simultáneamente, sin sacrificar su rendimiento en el juego.

​Respecto al futuro de AMD y lo que a Finlay más le entusiasma como entrenador de Fnatic en LoL, su respuesta fue la siguiente:

“Yo diría que estoy deseando ver el nuevo procesador 'Zen' en acción. Me dicen que va a ser totalmente innovador pero quiero ver realmente cómo funciona. Parece que será lo ideal para cualquiera que quiera transmitir juegos de alto rendimiento, y tenemos un buen número de ellos en el equipo de LoL.”

NOTAS AL PIE: